Comin' in hot

Voy a empezar a lloriquear, que sé que os encanta...

domingo, 23 de octubre de 2011

Domingo por la tarde

Y aquí me ves, con tres, cuatro cinco, seis signos más que denotan sensatez. Con la calma cálida de un ciclón en noches de verano. Como un pequeño insecto que repta por las pupilas de un mamífero de gran tamaño.

Un minuto sin alcohol, un segundo sin sonreír. Un Domingo por la tarde, un invierno en el infierno. Sed de pasión y aventuras, sed de tesoros y de amor. Pirata pirado por los mares que surca en el desierto que clama la longitud de tus piernas. Un muñeco arado por carros, desvestido del olvido y ataviado con hojas de papel sepia. Jugando a dos bandas con su libertad y con la lujuria que va más allá de un trozo de metal con valor de cambio.

Soñaba con un portal en forma de avenida. Y entró por la puerta de atrás.